Sabemos que los animales son una fuente inagotable de afecto y compañía. Son divertidos, cariñosos, protectores… y además aportan muchos beneficios a las personas mayores. Por eso, en la Residencia de Mayores Ibercaja Rey Ardid Juslibol y en la Residencia Delicias han tenido lugar unos encuentros muy especiales entre algunos de los residentes y los amigos peludos de Somos Manada.

Ésta es una ong dedicada a ofrecer una mejor calidad de vida a perros abandonados, mayores, enfermos o con miedo, fomentando su adopción. Entre las muchas actividades que realizan con perros, también organizan actividades con ciertos colectivos de la sociedad a los que el vínculo con los animales les puede ayudar a mejorar su situación, dolencia o enfermedad. Este es el caso de Somos Manada y las personas mayores.

El contacto con animales tiene efectos muy positivos para la salud y el estado de ánimo: disminuye la tensión arterial y la frecuencia cardiaca, relaja y tranquiliza, mejora la autoestima y la confianza y fomenta la responsabilidad, entre otras ventajas. Además, para las personas mayores hay un aspecto clave y es que esta relación con los animales les hace intercambiar el papel de cuidado al de cuidador y de esta manera se sienten más útiles y responsables; están a cargo de un animal y ocuparse de su bienestar. También mejora su estado anímico y su actitud, más relajada y positiva, ya que reciben atención, compañía y lealtad por parte de estos simpáticos animales a cambio de caricias y sonrisas.

Otro punto positivo de las actividades que se realizan con animales y personas mayores es su apoyo para superar procesos de duelo. La compañía y la atención que ofrece una mascota es crucial para sobrellevar el proceso de pérdida.

Por otra parte, las personas mayores que pasan tiempo con animales mejoran su autonomía y su movilidad. Los paseos y los juegos obligan a sus cuidadores a moverse y les sacan de su sedentarismo habitual y contribuyen a mejorar sus relaciones sociales. La pérdida o deterioro de algunos sentidos como el oído o la visa también se ralentizan en aquellas personas que conviven con animales. Hay que estar atentos a dónde están y qué están haciendo y por tanto, se agudizan los sentidos.

Además de contaros algunas de las maravillas que pueden hacer estos perros por nuestros mayores, os lo enseñamos.

 

Sin categoría Los perros, los mejores amigos de las personas mayores