Además de cuidar a los nietos, labor en alza y muy de agradecer, las personas mayores, nuestros abuelos, tienen un papel muy importante y activo en nuestra sociedad.

La sociedad ha evolucionado y los mayores cada vez son más jóvenes. Su energía y vigor es mucho mayor que hace algunos años y los abuelos de hoy en día son diferentes a los de antes. Trabajan más años y, por circunstancias coyunturales, en muchos casos se han vuelto a hacer cargo de sus hijos y de sus nietos.

Nuestros abuelos son parte de nuestra historia y tradición familiar, son el origen de nuestras costumbres y lo que nos ha llevado a donde estamos hoy por muchísimos motivos. Recientemente se celebraba en muchas regiones del mundo el Día de los Abuelos; para nosotros todos los días lo son. Por eso queremos dedicarles unas palabras y una atención especial, porque son nuestra razón de ser.

Es más que habitual ver a abuelos recoger a los nietos en el colegio cada día, ocuparse de ellos en verano e incluso ayudar a sus hijos con las tareas del hogar. Pero podemos y debemos intentar obtener mucho más de ellos: historias, experiencias, anécdotas, sabiduría y respeto. Porque convivir con nuestros abuelos es de las mejores experiencias que nos puede ofrecer la vida y debemos aprovecharla.

Visitas y vacaciones en el pueblo nos han dado a muchos la oportunidad de descubrir y disfrutar de ambientes que, de no ser por ellos, no habríamos conocido. Trabajar en un huerto de verdad, jugar en la calle sin horario y sin peligro, entrar a casa de los vecinos sin llamar, ver animales del campo a tamaño real, juntarnos con los primos para las fiestas, salir de la rutina y disfrutar un poco de la vida “de antes”… También nos han enseñado que las cosas no siempre fueron como ahora, que las facilidades y ventajas con que contamos hoy en día, hace tan sólo 70 años eran muy distintas. Cómo fue tener la primera televisión, los coches de antes, fotografías de la ciudad de hace 50 años, historias y anécdotas de la infancia de nuestros padres… Son innumerables los recursos que podemos obtener de nuestros abuelos para enriquecer nuestra vida actual.

Respeto, esfuerzo, trabajo, sacrificio, apreciar la importancia de las cosas y de las personas son algunos de los valores fundamentales que nos legan nuestros abuelos y que debemos tener presentes. Y es que el aprecio por ellos, por su experiencia y su sabiduría nunca debemos perderlo.

Desde aquí, os animamos a disfrutar de vuestros abuelos y a compartir lo mejor de ellos…

 

Sin categoría Nuestros abuelos…