Tener en tu casa chinches es una verdadera pesadilla que cuenta quien ha tenido le ha traído de cabeza durante largo tiempo. La percepción habitual es en forma de picadura, dolorosa, habitualmente por la noches. Puede ser que cuando la plaga avanza los veas en la cama o en el suelo  o la pared.

Puede haber restos en las sábanas y también en el colchón. Los entendidos saben que es una plaga difícil de combatir que requiere profesionalidad y persistencia. Debemos aislar los colchones, colocando fundas antichinches, lavar toda la ropa a más de 60 grados de temperatura y aplicar uno o varios tratamientos bien sea mediante uso de productos químicos nebulizadores, pulverizadores o mediante choque térmico.

Si utilizamos este último método, mediante la máquina precisa, no habrá plazo de seguridad y no deberemos abandonar la vivienda más que durante el tiempo del tratamiento.

Desinfecciones Emprey de Fundación Rey Ardid dispone del método de choque térmico, lo que nos diferencia al no tener que dejar la casa durante el plazo de seguridad, que puede ser a partir de 12 horas.

MÁS INFORMACIÓN

Empresas Sociales Sobre chinches y otras pequeñas pesadillas