En el Centro de día para personas Mayores dependientes del Gobierno de la Rioja “Ciudad de Alfaro”, los días once y trece de Mayo se llevó a cabo una actividad no calendarizada a la que fuimos invitados ,por una vecina de la localidad, consistente en visitar una exposición de puzles.

Mª Julia Berné Aguirre, autora alfareña de la exposición junto a su marido Juan Francisco Muñoz Barrero, nos explicó la complejidad y “el tedioso trabajo” que conlleva el montaje de estos puzles de grandes dimensiones.

Preparamos grupos de usuarios en función de sus capacidades para aprovechar mejor, no solo la propia visita, sino también la enriquecedora explicación de Julia, autora de dichos puzles.

Nos enseñó cuadros de 12.000, 18.000, 24.000, 32.000 y hasta de 33.600 piezas. Este último con unas dimensiones de cinco metros con setenta centímetros de largo por un metro y cincuenta y siete metros de alto considerado en la actualidad como el puzle más grande del mundo, ante el cual los usuarios quedaron atónitos.  

Una de nuestras usuarias comentaba que a estas alturas de su vida, a sus 86 años, “no había visto una cosa igual”, refiriéndose a los murales que allí había.

Tras los rostros de incredulidad y admiración vinieron las preguntas, primero identificando los cuadros de pintores famosos (como el mural de los fusilamientos del 3 de Mayo, de Goya) y más tarde preguntando técnicas concretas para completar puzles con mayor celeridad.

Nos dio unos trucos a tener en cuenta a la hora de realizar una composición de estas características. Primero, agrupar las piezas que poseen características similares para tenerlas organizadas y separarlas por colores, lo que facilita el trabajo de montaje. Después, la paciencia, es una característica que debe imperar para conseguir estas inmensas creaciones.

Julia explicó detalladamente su trayectoria en el mundo de la competición: ha ganado numerosos torneos individuales y por parejas, entre los que destaca el campeonato nacional obtenido en Barcelona en 1996. Actualmente la pareja en los torneos es su propio marido, al cual le ha trasmitido su pasión por este “deporte” en el que prima el afán de superación por hacerlos cada vez más difíciles y en menos tiempo. Les explicó lo importante que es el compañerismo y la compenetración con tu compañero para llevar tu objetivo a buen puerto.

En buena parte esta actividad ha despertado en algunos usuarios el “gusanillo” por este tema y proponen hacer puzles adecuados a sus capacidades en el Centro, como han hecho en otras ocasiones.

Julia hizo partícipe a los presentes del sorteo de unos puzles, a la vez que se comprometió a visitar el Centro y hacer uno con ellos, en una clase práctica para los más intrépidos.

En resumen, resultó una actividad muy provechosa, cuyo fin era despertar la ilusión por hacer cosas distintas y sencillas.

Agradecemos desde la Fundación Ramón Rey Ardid, la participación altruista  de Julia y su marido Juan, para deleite de los Mayores del Centro de Día “Ciudad de Alfaro”.

Mayores Visita a la exposición de puzles desde el Centro de Día de Alfaro